COLOMBIA – Educación regionalizada y patrimonio biocultural para el desarrollo territorial del Paisaje Cultural Cafetero

04.07.2017 | Expansión de Capacidades

COLOMBIA – Educación regionalizada y  patrimonio biocultural para el desarrollo territorial del Paisaje Cultural Cafetero

Manizales – La regionalización y territorialización de la educación superior y el acercamiento de los organismos de educación superior a los territories rurales es una de las temáticas que está siendo abordada por la Universidad de Caldas de la mano con el Ministerio de Educación Nacional (MEN) y las Instituciones de Educación Superior y de Formación Técnica y Tecnológica del Eje Cafetero en el marco de la iniciativa “CLÚSTER EJE CAFETERO. Proyecto Regionalización Programa de Fortalecimiento Punto Nodal Anserma”.

¿Cómo se puede generar una oferta de educación superior innovadora que responda a las necesidades del territorio? y ¿Cómo se pueden involucrar a los mismos territorios en la creación de una oferta formativa que se adapte a sus contextos sociales, culturales, económicos y ambientales? Estas dos importantes preguntas han ido guiando la iniciativa, con el objetivo de generar conocimiento útil al fin de consolidar al Eje Cafetero como una Región Universitaria, descentralizando los procesos de formación y facilitando la construcción del conocimiento desde las condiciones y necesidades propias de los territorios.

En este marco, el Programa Desarrollo Territorial con Identidad Cultural (DT-IC) del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (Rimisp) firmó un Convenio con la Vicerrectoría de Proyección de la Universidad de Caldas con el fin de apoyar en el diseño de un Plan de Regionalización. El reconocimiento y puesta en valor de los activos naturales y culturales de los territorios, la expansión de las capacidades existentes, el trabajo en red, la inclusión de los actores territoriales claves, la creación de sinergias y perspectivas de cooperación entre éllos y la generación de conocimiento útil a ampliar y profundizar los procesos encaminados al fin de que sean sostenibles y escalables, representan los elementos principales de la propuesta de Rimisp.

 Durante el mes de junio 2017, se pusieron en marcha en conjunto con la Universidad de Caldas actividades participativas y movilizadoras en el Paisaje Cultural Cafetero que, a partir de una visión territorial integrada, incluyeron a actores relevantes del territorio provenientes de distintos ámbitos: resguardos indígenas y comunidades afrodescendientes, asociaciones de productores y emprendedores de pequeña escala, alcaldías y consejos municipales, universidades e institutos de educación superior, empresas del sector turístico y agropecuario, instituciones públicas nacionales ligadas al medio ambiente y a la inclusión social y productiva, fundaciones y organizaciones de la sociedad civil. Se creó un diálogo e intercambio de saberes útil a evidenciar las potencialidades propias de cada territorio, identificar los procesos de desarrollo territorial ya encaminados y destacar las oportunidades y desafíos para su fortalecimiento y articulación en una óptica de sostenibilidad.

Se realizaron dos talleres multiactorales en los municipios de Ríosucio y Anserma a través de los cuales se involucraron a los protagonistas territoriales en la discusión acerca de la necesidad de un mayor acercamiento de las instituciones de educación superior a los territorios y las mejores modalidades de un potenciamiento y diversificación de la oferta de formación a nivel rural a partir de las demandas de los mismos territorios. Ríosucio es un territorio marcado por la presencia de resguardos indígenas que muestran una estructura organizativa comunitaria fuerte, con presencia en los gobiernos locales, y una histórica trayectoria de defensa del territorio. Detectan problemas en el recambio generacional, la conservación de sus tradiciones, en particular en lo que se refiere al uso de la lengua nativa, la medicina tradicional, la alimentación ancestral, las prácticas artesanales y la producción agrícola orgánica, todo ello como un patrimonio que – dinamizado – podría enriquecer sus estrategias de vida familiares y colectivas.. Por otro lado, Anserma se presenta como un territorio hoy en día integrado en un circuito territorial que conecta al Departamento de Risaralda con Caldas. Se producen y comercializan café, plátano y cacao alrededor de los cuales se está buscando lograr mejores procesos productivos y una mejor articulación con los mercados locales. De forma paralela, aunque todavía no logre consolidarse en una oferta articulada, el turismo presenta potencialidades de desarrollo. Se plantea entonces la necesidad de construir mayores sinergias entre sectores públicos y privados, fomentando las iniciativas de las fincas de menor tamaño y capital asentadas en el territorio. 

 

A partir de los insumos de los talleres multiactorales, entre el 15 y el 18 de junio se realizó un Laboratorio Territorial de Aprendizaje (LABTER) de 3 días. El LABTER contó con la participación de 25 representantes de organizaciones e instituciones relevantes del Paisaje Cultural Cafetero, de Parques Nacionales Naturales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Prosperidad Social de delegaciones nacionales. También se invitaron a 4 actores provenientes de los Municipios de Nuquí y Bahia Solano del Departamento del Chocó que participó en el proceso como “territorio invitado”, en una perspectiva enriquecedora de diálogo inter-territorial ampliado. 

Como parte del LABTER, se realizó un Foro de diálogo en el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya (Yarumo Blanco). El primer momento del Foro contó con la participación de representantes de Prosperidad Social (PS), Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN), la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) y la Institución de Educación Superior Colegio Integrado Nacional Oriente de Caldas que dialogaron acerca de los desafíos del Desarrollo Territorial y el aporte desde sus instituciones hacia su aterrizaje. A menudo, el Estado es considerado como el gran generador de oportunidades económicas y el principal promotor de desarrollo. En un nuevo paradigma que reconoce la importancia de generar procesos innovadores de crecimiento social y económico desde lo local, se dialogó acerca de los principales desafios y oportunidads del desarrollo territorial y las formas de su potenciamiento desde la escala nacional, en alianza con los territorios. En un segundo momento, los invitados del Departamento del Chocó y la Fundación ACUA compartieron con los participantes sus experiencias encaminadas de turismo comunitario, pesca artesanal, prácticas agroecologicas que están liderizando en los municipios de Nuquí y Bahía Solano destacando los principales desafíos encontrados en el proceso y las oportunidades futuras de escalamiento. 

Durante los tres días se visitaron también experiencias virtuosas en el Paisaje Cultural Cafetero donde las mismas comunidades están impulsando procesos innovadores de valorización del territorio en articulación y colaboración con distintos actores. En particular, se entró en contacto con experiencias de turismo comunitario, producción y comercialización de café y panela (dos de los productos emblemáticos del territorio).


De acuerdo a Claudia Ranaboldo, investigadora principal de Rimisp durante los Talleres multiactorales y el LABTER “emergió claramente la potencialidad de un territorio como el Paisaje Cultural Cafetero abordado de una manera inédita… No se trata sólo de la gran producción de café ni de las haciendas cafeteras más establecidas sino de un tejido amplio de actores e iniciativas que, a menudo, no se conocen o no están incluidas, y que al mismo tiempo representan una enorme riqueza para el propio Paisaje, con su autenticidad y capacidad de innovación y diversificación. Un activo clave del Paisaje es la presencia tan capilar de instituciones educativas que, como la Universidad de Caldas, tienen arraigo territorial y han contribuido históricamente a la formación de miles de líderes sociales, alcaldes y concejales, empresarios y productores de distintas escalas. Como nos hicieron notar los invitados del Chocó, esto no es común en otras regiones del país…”. Por su lado, Andrés Felipe Betancourth, Vicerrector de Proyección de la Universidad de Caldas agregó que “no se puede hablar de desarrollo territorial solamente entre académicos. Tiene que ser una construcción entre varios actores desde los territorios. Las universidades no tiene que contribuir solamente a la formación clásica sino también al reconocimiento de la cultura, identidad y patrimonio de cada territorio a través de procesos de investigación aplicada y proyección”. 

CONTENIDOS RELACIONADOS

Universidad de Caldas y Rimisp formalizan su colaboración a través de un Convenio Específico de Cooperación

 

Laboratorio Territorial de Aprendizaje se tomó a municipios de Risaralda y Caldas

Clúster de Educación Superior del Eje Cafetero promovió diálogos sobre el territorio en Riosucio y Anserma

Albúm de fotos de los Talleres Multiactorales y del Laboratorio Territorial

Galería de fotos de la Universidad de Caldas de los Talleres Multiactorales

Galería de fotos de la Universidad de Caldas del Laboratorio Territorial

Entrevistas a algunos de los protagonistas del Laboratorio Territorial


« Volver a la lista